Itaca se entrevista con los principales representantes de la Consejería de Industria, Energía y Medioambiente de la JCCM.

Nuestra asociación de profesionales castellano-manchegos de las TIC es consciente de la necesidad de trabajar como un agente impulsor para el desarrollo de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información entre los ciudadanos de la región. En esta función coincidimos con la estrategia de esta Consejería, por lo que mantenemos un fluido y permanente contacto con todos sus cargos directivos para acometer planes de apoyo de interés común para la difusión y uso de las TIC.

En esta línea hemos trabajado con la Consejera y los correspondientes Directores Generales. Entre las principales ideas desarrolladas está la organización del DT-CLM «Día de las Telecomunicaciones de Castilla-La Mancha», donde convergerán las tecnologías digitales con mayor potencial de acceso y uso para los castellano-manchegos.

La vivienda rehabilitada en CLM puede abrir oportunidades para la adecuación de instalaciones, así como en las ITEs y en la revisión de las comunicaciones.

La consejera de Fomento del Gobierno de Castilla-La Mancha, Marta García de la Calzada, indicó el pasado viernes 28 de febrero que el nuevo Plan de Vivienda regional «impulsará principalmente el alquiler y la rehabilitación, para hacer una política de vivienda social, dar respuesta a las necesidades reales de los ciudadanos y reactivar el sector de la construcción».

Marta García ha hecho estas declaraciones en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, que ha tomado en consideración el proyecto de decreto del nuevo Plan de Fomento del Alquiler de Viviendas, la Rehabilitación Edificatoria y la Regeneración y Renovación Urbanas 2013-2016 de Castilla-La Mancha, y que, para la consejera, «recoge las líneas estratégicas que concretan y dan continuidad a un nuevo modelo de política de vivienda que el Gobierno de Cospedal ha puesto en marcha desde el inicio de la legislatura».

La titular de Fomento ha explicado que el nuevo modelo, cuyo presupuesto asciende a un total aproximado de 70 millones de euros y que ha sido elaborado en consonancia con el Plan Estatal, se asienta en tres pilares básicos: el fomento del alquiler como forma más efectiva de garantizar el acceso a la vivienda a los ciudadanos con menos recursos; la rehabilitación, que garantiza a los ciudadanos viviendas más seguras y cómodas e incentiva en la reactivación de la construcción; y devolverle a la vivienda protegida de promoción pública su verdadera vocación social.